viernes, 4 de mayo de 2018

Compras Abril.


¡Hola Amores!
¿Qué tal estáis?

Hoy os traigo un post de compras, en el título pone que son las compras de Abril pero son de varios meses. Aunque a este post le podríamos llamar “el mes de la lencería”, ya que he pecado bastante con este tipo de prenda. Esta vez no solo he pecado en Asos sino en más tiendas. Como siempre los enlaces a las prendas lo tendréis en mi perfil de 21 Buttons.
El post se presenta largo así que poneos cómodas.

Stradivarius.

Cuando en un stories de @mamaquieroserbloggera  vi estas prendas dije “como las vea de mi talla me tengo que hacer con alguna”, me encantaron. Ambas camisetas son de una colección de Frida Kalhlo.

Camisetas a Besos.


No puede ser más mona esta camiseta, me encanta. Me la pillé en la talla L que es la talla más grande, es cortita y de corte oversize. No me está muy amplia, pero tampoco muy chica. La camiseta cuesta 15,99 €.

Vive la vida.



Cuando vi esa camiseta negra con esos bordados tan mexicanos y esa frase dije es mía sí o sí. Al igual que la otra es una talla L, me queda cortita y no muy amplia, pero bueno me encantó. La camiseta cuesta 15,99 €.

Aunque ambas camisetas me encantan, hay un detalle que hace que me gusten menos. Desde que soy una chica XL y me tengo que comprar la ropa en tiendas online, no me he encontrado jamás por la calle a nadie que vaya igual vestida que yo y estas camisetas se las ha comprado todo el mundo, así que eso de ir por la calle y poderme encontrar a alguien con la misma camiseta que yo no me mola nada.

Asos.

Top sin mangas.


Un top de estos básicos, pero a los que se le saca mucho uso. Me compré una talla 48 y me viene un poco sueltecito, así que una talla menos también me hubiera servido. Cuesta 8,49 €.

Camiseta Delicious.


Aunque el gris no es un color muy veraniego, a mí no me disgusta vestir de colores oscuros en primavera-verano. Me compré una talla 48 y cuesta 12,99 €.

Camiseta de lunares.





Soy muy fan de los lunares y creo que el amarillo no es un color que me favorezca, pero después de verla y verla por la web me la compré. Es una talla 48 y me costó 9,99 €

miércoles, 25 de abril de 2018

¿Y tú qué harías si…? de Lena Valenti.

EL AMOR SE CUIDA O SE ROMPE DE NO USARLO.


Por encima de los no debería, más allá de las promesas que juramos nunca romper, existe la necesidad de luchar contra la infidelidad.
Un matrimonio apagado. Una mujer desdichada. Una invitación inesperada.
Uno cree que nunca haría nada, hasta que le llega la oportunidad de hacerlo.
¿Y tú qué harías si...?



“Soy demasiado buena”, esa fue la frase que dije cuando acabé este libro…
Cuando leí el Diván de Becca tuve que meterme en la biografía de esta autora para ver que libros tenia publicados que pudiera encajar con mis gustos  y, como había escuchado muy buenas críticas de este libro, no dudé en hacerme con él porque tenía la necesidad de leer más de la autora, ya que su manera de escribir me encantó. Y hoy dos años después es cuando lo he leído…

Sí, habéis leído bien, y os preguntaréis: si tantas ganas tenias de leer a la autora, ¿como has tardado tanto en leerlo? Pues porque hijas de mi vida cuando sé mucho de un libro o creo saber mucho de él se me quitan las ganas de leerlo. El problema es que cuando me llegó andaba leyendo otro libro, en ese trascurso de tiempo una de mis amigas se lo leyó y en una conversación le explicaba a una amiga de que iba “Una mujer casada con una vida de mierda por culpa del marido… un día le llega una invitación
muy sorprendente…” esa fue su explicación, y ustedes pensareis que mi amiga no soltó nada del otro mundo, pero a mí me vino una iluminación divina en ese momento y dije “seguro que esa invitación viene por parte de tal…” y ellas me dijeron que no mil veces, pero yo en sus caras vi o que me tachaban de loca o que no me había equivocado. Y señoras mías acerté y no es que yo crea que el libro sea predecible, ya que personas que lo han leído y he hablado con ellas en ningún momento se dieron cuenta, pero es que yo en esto de las teorías soy realmente buena aunque suene muy prepotente. Cuando llegué a la parte del libro donde se confirmaba mi teoría, le mandé un audio a mi amiga Tamara diciéndole soy la OSTIA y lo sabes. 

Olivia es una chica de 28 años, dueña de la empresa familiar. Se casó demasiado joven con el amor de su vida Zac, todo era felicidad hasta que su marido dijo que pedía una excedencia en el trabajo para dedicarse a escribir su primer libro. El año de excedencia fue bueno, Zac escribía, se encargaba de las labores domésticas y hacia vida con Olivia, pero cuando ese año se acabó Zac no volvió al trabajo y se dedicó a escribir, escribir y escribir… Olivia ya estaba cansada de llevar tres años pagando las facturas ella, de hacer las labores de la casa ella y de recibir cero afecto y amor por parte de su marido. Olivia ya no podía más, estaba harta y dolida por ver que ese amor que existía entre los dos se había convertido en indiferencia por culpa da Zac y su maldito libro. En una de las salidas de los viernes a la “Taperia de Olivia” con sus amigas Tere y Fina entra un mensajero con una rosa para Olivia, en ella hay una tarjeta que dice “El Martes a las 19:30 en el Hotel 1898 en la habitación 169” ¿Aceptará Oliva la invitación de su admirador secreto?

Lo que me ha pasado con este libro no me ha pasado jamás en la vida, me lo he leído en un día. Si algo tengo que decir de él es que es súper adictivo. Vale que sean solo 261 páginas, pero os puedo asegurar que yo más de 100 en un mismo día no suelo leer. Me ha enganchado muchísimo y es que llegaba al final del capítulo y necesitaba saber más.

Los personajes me han encantado. Aunque a Zac lo conocemos por palabras de Olivia y la verdad, no son muy buenas.

Y la autora me sigue encantado. Creo que tanto las historias que crea como su manera de escribir hacen que sus libros sean adictivos, ya que con El diván de Becca me pasó lo mismo.

Algo que también destaco del libro es que me ha hecho pensar y reflexionar mucho sobre algunas cosas. El ser humano cuando hay problemas y nos
desencantamos de alguien tenemos la manía de culpar siempre a la otra parte, no digo que se tenga o no se tenga razón, pero creo que muchas veces omitimos nuestra parte de culpa porque, como se suele decir, dos no pelean si uno no quiere. Olivia es de esas, o eso creo yo, y  Zac hace las cosas muy muy mal porque abandonar así a su mujer y tratarla con esa indiferencia no es nada bonito, pero no sé hasta qué punto también tiene parte de culpa Olivia, no sé si me estoy explicando bien. Pero no creo que Zac sea tan frío ni creo que Olivia haya sido la mujer del año y la supermega comprensiva y cariñosa que dice ser.y sacarlo a relucir con todos sus allegados, la hace parecer una persona demasiado interesada.  Y de esto nació mi otra reflexión, creemos ser muy feministas pero para ciertas cosas somos demasiado machistas. Vemos muy mal que Olivia sea la que trabaje, lleve dinero a su casa y pague las facturas mientras su marido se está dedicando al “hobby” de la escritura ¿Qué pensaríamos si Zac fuera el que trabajara mientras su mujer se dedica a escribir y todos los días se lo echara en cara? Pues que es un marido retrogrado y machista. Pero claro, como es Zac el que está en casa y Olivia la que trabaja lo vemos como un aprovechado, vago y gandul. 

Si algo no me ha gustado de Olivia es su retahíla con “llevo pagando las factura dos años”, “me hago cargo de todo económicamente” bla bla bla… Ese tema me quemaba por dentro, porque supuestamente Olvida es cero interesada y con esos comentarios y tanto tirárselo a su marido en cara y
y sacarlo a relucir con todos sus allegados, la hace parecer una persona demasiado interesada.  Y de esto nació mi otra reflexión, creemos ser muy feministas pero para ciertas cosas somos demasiado machistas. Vemos muy mal que Olivia sea la que trabaje, lleve dinero a su casa y pague las facturas mientras su marido se está dedicando al “hobby” de la escritura ¿Qué pensaríamos si Zac fuera el que trabajara mientras su mujer se dedica a escribir y todos los días se lo echara en cara? Pues que es un marido retrogrado y machista. Pero claro, como es Zac el que está en casa y Olivia la que trabaja lo vemos como un aprovechado, vago y gandul.

Me alegro mucho de dejar mis rayadas mentales y teorías a un lado y decidiera leerlo y ver si llevaba razón o no, porque el libro me ha gustado y enganchado muchísimo y eso para mí es lo más importante en la lectura. Si le dais la oportunidad me contáis que os parece esta peculiar historia. Ahora que ya os he escrito mi opinión sobre ¿Y tú qué harías si…? me voy corriendo a empezar ¿Y tú qué harías por…? Espero que me guste y enganche tanto como este.


Besos XL. 

Image and video hosting by TinyPic






miércoles, 18 de abril de 2018

El cielo está envuelto en cadenas de Pamela Díaz.

Vivir o morir.
Todo se reduce a eso.
Y en otras muchas ocasiones, simplemente a sobrevivir.
Pero ¿cómo hacerlo en un mundo lleno de sombras y sangre, de crueldad y violencia, de perversión e incertidumbre?
¿Cómo conseguirlo cuando la atracción entre dos almas destrozadas, cuyo destino está unido y regido por la muerte, la venganza y las mentiras, se torna en deseo, el deseo en amor y el amor en una enfermiza obsesión?
El pasado acecha.
El presente apremia.
Y el futuro no podría ser más desesperanzador.

Descubre la intrigante historia de Zack y Linda; dos corazones agrietados por profundas y horrendas cicatrices, donde la magnitud de lo que sienten es lo único que puede salvarles... Y también lo único que puede romperles por completo.






A nadie le pilla por sorpresa si digo que solo leo novela romántica y sus subgéneros. Ya sabéis que es el único género literario que me
engancha, me apasiona y por el que soy lectora. Pero si a una novela romántica le metes tíos malos, problemáticos de los de verdad, mafia, pistolas y esas mierdas yo ya es que me muero de placer.

Y Pamela Díaz para suerte mía y para l@s amantes de los tíos malos y las historias chungas es de esas autoras que lo borda. Me niego a quedar bien y tengo que confesar que no daba un duro por El  cielo está envuelto en cadenas, pero por suerte estaba muy equivocada. Me explico, que una cosa es quedar mal y otra fatal. El anterior libro de la autora es de los mejores libros que he leído, Fragmentos fue una historia que devoré y disfruté a partes iguales, un libro que me hizo sentir, una protagonista  que admiré y un
protagonista llamado Alessandro del que me enamoré. Fragmentos es de esos libros que por mucho que pase el tiempo me sigo acordando perfectamente, y un libro que sé que en algún momento volveré a leer. Una historia que a todo el mundo que se la he recomendado le ha encantado.  Y ya sabéis lo que me pasa cuando un libro me gusta tanto, que por mucho que saque la autora y por mucho que yo lea sus libros jamás me vuelven a enganchar, enamorar o gustar. Pero con Pamela no me ha pasado por que El cielo está envuelto en cadena me ha encantado y por ese miedo este libro ha estado en mis estanterías desde que salió a la venta. 

lunes, 16 de abril de 2018

Sorteo.


¡Hola Amores!
¿Cómo se presenta la semana?

Os traigo un breve y rapidísimo post para anunciaros que tengo la intención de retomar el blog como dios manda, espero esta vez no fallar y aparecer por aquí una vez al mes solo. Y también os quería contar que estoy de sorteo por Instagram.



 
Lorena Rivera|Todos los derechos reservados 2017|Base: Beautifully Chaotic | SUBIR ARRIBA