lunes, 12 de mayo de 2014

EL CAOS DE PERTENECER A UNA TALLA XL.

Parece que en este mundo las personas como yo no tenemos cabida en ella y no lo digo por que yo sea una mala persona ( o al menos eso creo) es que pertenecer a la talla XL es un gran problema, son muchos los que te encuentras a diario y es que parece que en esta nueva era que nos rodeas todos tenemos que ser iguales, ahora todo se juzga por el envoltorio, tienes que pasarte horas en el gym, ir vestidos como la tienda de moda dice y usar todo lo que usan los demás y muchas veces te paras a mirar y solo ves pegatinas, oye y no critico con esto a mi me parece muy bien que la gente se cuide y vistan como quieran, pero que no juzguen a los que no somos de sus mismos gusto o por que no decirlo a los que no somo de su misma forma física.

Yo no siempre e pertenecido al mundo XL y aun después de muchos años me cuesta aceptarme como estoy, pero no queda otra así es la vida y habrá que seguir viviendo por muy fea, dura o poco que te guste lo que tienes o lo que ves.

Hay muchas cosas del este mundo que no me gustan, creo que por eso soy una inconformista de la vida, pero como en este mundo tiene que haber de todo y no es momento de contar todo lo que no me gusta que ya ni si quiera se con que fin empece a escribir en este momento por que mi cabeza empieza a dar vuelta y va a mil por horas pensando en lo difícil que es el mundo para quien es diferente a lo que según algunos es “ NORMAL” …

Y a lo que íbamos cuando empece con mis problemillas de sobrepeso de gordura o como lo queráis llamar tenia muchos problemas, no aceptaba mi nuevo cuerpo los complejillos el bajo animo y si a eso le sumamos que siempre me a encantado comprarme ropa y que ahora esa afición por así decirlo se convertía en un suplicio no encontraba nunca mi talla, ya no podía mirar ropa en mis tiendas favoritas por que hay ya llaman gorda a quien utiliza una talla 44 y lo peor de todo es cuando por fin después de mil horas buscando tiendas donde puedas encontrar tu talla, al encuentras hay viene otro gran problema, en principio te alegras por que dices por fin pero cuando empiezas a ver esa ropa sin estilo, sin gusto, que parecen una sabana dobla con un par de costuras a cada lado, sin forma y con unos estampados que no se los pondría ni tu abuela para estar por casa ya hay entras en una especie de cabreo depresión, vamos que te dan ganas de llegar a casa y taparte la cabeza y no despertar en años haber si con suerte en esa época el mundo por fin a evolucionado. Por eso y como varias personas me han preguntado donde me compro ropa e pensado ir subiendo las pocas comprillas que mis vacíos bolsillos pueden hacer y así os vais enterando las personas que como yo pasamos de una talla “NORMAL” ( jajajjaja me da risa la palabra normal los siento, por que siempre me da por pensar quien fue la cabeza pensante que un día decidió que era lo anormal y lo normal) y como a mi me costo encontrar esas tiendas donde venden ropa actual para personas gordis como me gusta llamarnos, os iré enseñando para las que andeis perdidas como yo en aquella época que hay tiendas de ropa de gordi con mercancía molona. Sin más me despido con...


Besos XXXL...

1 comentario:

  1. Me encanta tu nueva entrada!! Y tienes toda la razon del mundo.

    ResponderEliminar