viernes, 24 de octubre de 2014

Bloc De Notas Feos, Ni De Coña...



¡Hola Amores!

Hoy os traigo una cagada más de las mías.

Pues como ya os conté, me he propuesto volcarme más con el blog. Y para prepararme las cosas bien, decidí poner todo en un bloc.

Y es que yo soy así, lo tengo que tener todo escrito y apartado una cosa de la otra.

Así que ya lo tenia todo organizado un apartado con anotaciones sobre los libros que voy leyendo para después ir subiendo reseñas al bloc, otro con la biografía de los escritores, otro con las ideas que me van surgiendo (Y que haber si algún día me inspiro para escribir) y un largo ect. Ya lo he dicho, así soy yo, tengo que tenerlo todo organizador, aunque quizás en tres días se me vaya la olla y ya no organice nada. Pero como quiero ir por el buen camino me tengo que organizar y con el tiempo seguir siendo organizada que sera lo que más me cueste.

Y para organizarme me fui al chino si, si, yo soy muy de chino pero los bloc eran un HORROR, ay que cositas más feitas por dios. Así que como los bloc de los chinos tenían cero estilo, me fui a una gran superficie y si que los había muy BONITOS, pero ni “jarta” de Rivera del duero me compro un bloc por el “económico” precio de quince euros.

En resumen lo bonito muy caro y lo barato muy feito. Vaya dilema el mio...

Me fui a rebuscar al baúl de los recuerdos y saque unos bloc de cuando yo los paseaba de mi casa al instituto, pero como los del chino tenían cero glamour. Y le dije con mi mejor sonrisa habéis vistos los feos que sois pues os voy a dejar monismos.

En principio pensé imprimir portadas de libros y pegarlas. Pero no había tinta en la impresora y gastarme el dinero en tinta que la uso dos veces al año y cada vez que la uso tengo que poner tinta nueva no me apetecía mucho, es más, creo que mi impresora por las noches se pone morada de chupitos de tinta y la roja es la que más le gusta...

Pero por mi linda cabeza surgió otra idea, que no fuera quitarse el pijama e ir a comprar tinta.

El siguiente paso fue ir al armario y sacar esos cojines de las fundas nórdicas que tengo y que no uso, si, a los que os lo preguntéis, he hablado en plural y es que yo voy a Ikea y no me compro una funda nórdica, me compro tres...


Una vez descosidos los cojines, bloc encima y pegamento de barra en mano, este a sido el resultado.







Han quedado monisimos o a mi me lo parecen...

Así que ya sabéis si queréis personalizar un bloc, una carpeta, mirar por casa que seguro que tenéis alguna tela que no sirve y os creáis cositas con estilo y únicas...


Besotes... 

5 comentarios:

  1. Que mono te a quedado! bss

    ResponderEliminar
  2. El de lunares no puede ser mas tu!!!! Besos petardaaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Carmen ya me conoces yo soy de lunares. Gracias por pasar por el blog.
      Saludos

      Eliminar